Nuestro Propósito

  1. 1. INVITAR a ser miembros dentro de la familia de Dios.

Para cumplir con la Gran Comisión de Mateo 28:18-20, haciendo “discípulos a todas las naciones y bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.” (NVI)

  1. INICIAR la madurez en sus vidas

La edificación mútua como definida en Efesios 4:11-16, “… de manera que el cuerpo de Cristo sea edificado hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.” (NIV)

  1. 3. INVOLUCRAR a todos en el servicio

El servicio no es un deber, más bien, en agradecimiento usando los dones que Dios da de acuerdo a Efesios 4:11-12, “Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros evangelistas; y a otros pastores y maestros, a fin de preparar al pueblo de Dios para la obra del servicio, de manera que el cuerpo de Cristo sea edificado…” (NVI)

  1. INSPIRAR a todos en cumplir la misión de Dios

Animar unos a otros y trabajar juntos tal cual lo indica 1 Corintios 3:8-9, “y el que planta y el que riega tienen un mismo propósito y cada uno será recompensado de acuerdo a su labor. Porque nosotros somos colaboradores de Dios.”

Hector Alas

Hector Alas

 

Casado con Claudia, ambos salvadoreños y con tres hijos. Tiene una trayectoria ministerial por más de 25 años, tanto en El Salvador como entre hispanos en el Sur de California. Recibió su Licenciatura en Teología y Maestría en Ministerio del Seminario Teológico Centroamericano, y en la actualidad, continua estudios doctorales en Dallas Theological Seminary. También colabora en la docencia en el Seminario de Las Américas, como también en Converge. Su pasión es enseñar y crecer en la responsabilidad de lo que significa vivir con Cristo.

      Contact: Hector Alas

Share This